¿Sufres de piernas cansadas? Aprende a combatirlas con estos simples consejos

Cada vez es más común irnos a la cama con cansancio en las piernas y los pies; trabajar de 9 a 5, usar zapatos de tacón, sobrevivir al pesado tráfico e incluso realizar una actividad física mínima puede dejarnos las piernas doloridas; por suerte, existen maravillosos remedios para tener alivio en nuestras piernas. Pero primero, entendamos un poco sobre las causas de las piernas cansadas.

¿Por qué se producen las piernas cansadas?

Las piernas cansadas, pesadas o “hinchadas” son un problema muy conocido en las mujeres; se producen debido a una acumulación excesiva de líquido seroalbuminoso en el tejido celular y se caracteriza por un aumento en el grosor de las piernas y dolores musculares. Aunque las piernas cansadas estén relacionadas con exceso o retención de líquidos, las piernas cansadas también pueden ser causadas por:

  • Sobre-actividad
  • Sentarse continuamente durante largos periodos de tiempo
  • Usar calzado incómodo
  • Embarazo
  • Permanecer de pie en periodos prolongados
  • Vejez
  • Presencia de algunos trastornos metabólicos hormonales como menstruación o tiroides

Las piernas cansadas también pueden producirse por fallos de órganos o sistemas muy importantes para la salud como por ejemplo insuficiencia cardiaca, enfermedades renales y hepáticas, etc.

¿Cómo saber si sufres de piernas cansadas?

Finalizar un largo día con un poco de cansancio en las piernas se ha convertido en un mal tan común, que puede que estés sufriendo de piernas cansadas sin siquiera notarlo. A continuación, te enseñamos algunas señales que debes tener en cuenta para saber si sufres de pesadez en las piernas:

  • Calambres

Los calambres son un síntoma clave, en la mayoría de los casos estos ocurren acompañados de dolencias y sensaciones incómodas que te impiden estar de pie y mover las piernas. A pesar de que los calambres ocurren cuando menos te los esperas, es muy común que aparecezcan durante un entrenamiento físico, posiciones incómodas sostenidas por mucho tiempo, períodos de descanso o después de haber estado mucho rato de pie.

  • Pesadez

¿Alguna vez te ha ocurrido que llega el tiempo de playa y comienzas a experimentar pesadez en tus piernas? Este es otro de los síntomas de las piernas cansadas y ocurren en tiempos de sol y playa ya que el calor favorece la dilatación de las venas y con ello aparece la terrible y muy temida pesadez.

Los principales síntomas de la pesadez son el cansancio, hormigueos, sensación de calor, picores, dilatación de las venas, celulitis y aparición de arañas vasculares.

  • Cansancio

La rutina diaria produce cansancio en todo el cuerpo; pero si tu caso es más grave para el área de tus piernas, puede que sea una señal de alerta y estés experimentando piernas cansadas. Si es tu caso, es necesario que tomes medidas al respecto.

 

¿Cómo combatir las piernas cansadas?

Para combatir las piernas cansadas pueden hacerse uso de los analgésicos y diuréticos bajo suscripción médica. Pero si eres de las que prefiere alejarte de tantos medicamentos y probar algunos remedios naturales; a continuación, te explicamos varios remedios y hábitos diarios que te ayudarán a sentir tus piernas mucho más ligeras y descansadas ¡Toma nota para que nada te detenga este verano!

  • Utiliza prendas ligeras

El uso prolongado de prendas ajustadas son una de las principales causas de las piernas cansadas e hinchazón. Por eso, una recomendación es utilizar prendas ligeras, anchas o vaporosas que den un respiro a tu piel y no ejerzan ningún tipo de presión.

  • Dale un descanso a tus zapatos de tacón

Las mujeres no podemos vivir sin nuestros zapatos de tacón; sin embargo, una manera de combatir las piernas cansadas y recuperar su ligereza es dándole unas vacaciones a tus tacones, sobre todo en épocas de verano donde el calor comienza a apretar y caminamos un montón.

Elige calzados abiertos y de tacón bajo, con esto conseguirás mejorar la circulación y descongestionar tus piernas. Aprovecha que casi todas las tiendas o casas de moda ofrecen zapatos planos, deportivos o bailarinas con estilos muy molones para descansar tus piernas sin sacrificar tu look.

  • Hidrátate

Procura beber al menos dos litros de agua al día para evitar la retención de líquidos. Si eres de las que no le apetece demasiado tomar un vaso de agua, aprovecha la temporada e hidrátate con infusiones frías, zumos de frutas como la granada, las uvas, naranjas o cerezas.

  • Pon las piernas en alto

Si tu trabajo o rutina diaria te pide estar sentada durante muchas horas, intenta dar pequeños paseos cada 2 horas para mantener tus piernas en movimiento y poner las piernas en alto al finalizar la jornada para fomentar la circulación de la sangre en tus piernas.

Este fácil ejercicio de circulación puedes hacerlo también en tu cama al despertarte o antes de dormir, colocando unos cojines que eleven los pies por uno o dos minutos al día.

  • Dúchate con agua fría

El agua fría sobre las piernas activa la circulación, alivia las piernas cansadas, el dolor o hinchazón. Anímate a tomar duchas de agua fría masajeando en forma circular tus piernas con movimientos ascendentes.

Toma nota de estos consejos para combatir las piernas cansadas y verás cómo poco a poco comenzarás a sentir mejoría en ellas. Si continúas viendo tus piernas hinchadas, presentas dolor persistente en una o ambas piernas, cansancio y pesadez prolongada e incluso problemas de respiración, puede que sea conveniente consultar a un especialista.

En nuestro centro de estética disponemos de los tratamientos más innovadores y efectivos para combatir las piernas cansadas como por ejemplo el tratamiento de radiofrecuencia INDIBA.

La radiofrecuencia INDIBA ofrecida en nuestra estética es un tratamiento no invasivo que mejora y estimula la circulación sanguínea, mejora el aspecto de la piel por dentro y por fuera, ayuda a reducir la inflamación en las piernas y favorece la rehabilitación de las mismas.

¿Te gustaría conocer más sobre este tratamiento? ¡Ponte en contacto con nosotras!

Contacto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *